• C. Caballero

Hasta Dragones Surcaron las aguas Santajuaninas en el nacional de canotaje


Competencia de velocidad en 200 metros congregó a más de 200 deportistas de las regiones de Maule, Ñuble, Biobío y La Araucanía. En la oportunidad, se desarrolló una carrera nunca antes vista en Chile, disputada en embarcaciones llamadas "dragon boats".

Una reñida competencia se vivió en la laguna Rayenantú de Santa Juana, donde se disputó el Nacional de Canotaje de Velocidad, que reunió a más de 200 exponentes de diversas comunas del Maule, Ñuble, Biobío y La Araucanía. En total, se disputaron 26 carreras en distintas series, que fueron desde preinfantil a adultos. CUÑA: "Estamos muy contentos, ya que se desarrolló una competencia muy amena y bastante fuerte entre los participantes. Hubo muchas novedades y sobre todo el tiempo acompañó de buena forma para que se desarrollaran carreras bastante llevaderas y sin mayores contratiempos", indicó Gastón González, gerente de Full Canotaje y organizador del evento. El buen tiempo jugó a favor, esta vez, de los deportistas, mujeres y hombres que buscaron en todo momento situarse en lo más alto del podio y ser los más veloces en el trazado de 200 metros, dispuesto en la laguna Rayenantú. "Como vivo acá en Santa Juana, la pista la conozco desde hace mucho tiempo. Veo que hay muy buen nivel de competidores y eso es lo bueno que tiene esto, poder competir para agarrar un poco más de nivel y subir en las competencias", señaló Miguel Valencia, integrante del club Náutico Alemá y ganador del K1 adultos. COMPETENCIA DE DRAGONES Canoas y kayaks fueron las embarcaciones utilizadas por las diversas categorías en competencia, siendo K1, K2, K4 y C1; las principales. No obstante, una nueva modalidad de carreras llamó poderosamente la atención del público y los propios canotistas. Se trata de los dragon boats (botes dragón), tres naves que con 12 tripulantes (10 palistas, un capitán y un timón) llenaron de colorido y ritmo el espectáculo en la zona lacustre santajuanina. De hecho, el capitán era precisamente el encargado de llevar, al son del tambor, la coordinación de las paladas. "Fue una experiencia súper buena haber navegado en un bote dragón. Es complicado al principio, porque tenemos que coordinarnos todos, pero una vez que ya agarramos el ritmo ya era cosa de escuchar a la persona que iba adelante y remar con toda la garra que pudiéramos. Esta es una muy buena oportunidad para los niños más chicos y para todos en general, para que nos motivemos con esta disciplina que es bonita", manifestó Iván Betanzo, canoísta del club Náutico Biobío de San Pedro de la Paz e integrante de uno de los dragon boat. Sin duda, dichas embarcaciones llegaron para quedarse y ser parte del canotaje nacional, ofreciendo competencias más llamativas, cargadas de emoción y fomentando el trabajo colaborativo.

Al final de la jornada, la Copa de San Juan, por equipos, se fue a la Novena Región. Canoas Nueva Imperial se quedó con el primer lugar, luego de adjudicarse siete medallas de oro, cuatro de plata y cuatro de bronce. Lo siguieron los locales de Náutico Alemán de Santa Juana con seis preseas doradas, ocho de plata y tres de bronce. Y cerró el podio el combinado de Piragüistas Laja, con seis oros, ocho platas y dos bronces.

En tanto, la competencia en botes dragón, se desarrolló entre los equipos de Nueva Imperial, Santa Juana y San Pedro de la Paz; y fueron estos últimos los que se adjudicaron la primera carrera en dicho tipo de embarcaciones.

#CopaSanJuan #dragonboat #FullCanotaje

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Instagram

Derechos Reservados a Full Canotaje  - Creado por DGB medios